La tabla de información nutricional contiene información necesaria y útil, pero no siempre es entendida. La interpretación de estos datos te puede ayudar a conocer qué contiene lo que estás comiendo y a controlar las porciones y los nutrientes que necesitas en tu alimentación diaria.

Aunque la información nutricional de los alimentos empacados puede variar de un país a otro, a continuación te contamos algunos puntos claves para aprender a interpretar las tablas nutricionales y tomar el control de tu alimentación.

 

1. Tamaño de la porción: esta sección te indica la cantidad del alimento normalmente consumida en una ocasión y las porciones que se encuentran en el producto. Esta información se da en medida casera, cucharadas o tazas, pero también en gramos o mililitros.

Tenga en cuenta: con frecuencia los envases o empaques contienen varias porciones.

2. Calorías y calorías de la grasa: lo primero se refiere al valor energético que tiene una porción del alimento y lo segundo indica las calorías que provienen de la grasa que contiene el alimento.

Tenga en cuenta: que un producto no contenga grasa no significa que no contenga calorías.

3. Porcentaje de valor diario: este dato indica cuánto, de lo que debe consumir de un nutriente le aporta una porción del producto. Esta información es clave para que escojas los nutrientes que más necesitas y evites los que menos debes consumir.

Tenga en cuenta: estos valores se basan en una dieta diaria de 2.000 calorías, sin embargo, las necesidades de energía y nutrientes pueden variar de acuerdo a diversos factores como edad, sexo, actividad física y estado fisiológico como embarazo y lactancia.

4. Grasa saturada, grasas trans, colesterol, azúcares y sodio: un exceso en el consumo de grasas saturadas, grasas trans, colesterol, azúcares y sodio está relacionado con un incremento en el riesgo de diabetes, hipertensión y enfermedad cardiovascular.

Tenga en cuenta: que elegir alimentos con un bajo contenido de estos nutrientes, disminuye el riesgo de las enfermedades mencionadas.

5. Grasa, carbohidratos y proteínas: son los nutrientes que se transforman para suministrar energía al organismo y tienen otras funciones relevantes en el cuerpo.

Tenga en cuenta: las calorías totales son la sumatoria de las calorías aportadas por la grasa, los carbohidratos y las proteínas.

6. Vitaminas y minerales: son nutrientes indispensables para el buen funcionamiento del cuerpo humano y en la etiqueta nutricional el aporte está dado en el porcentaje del valor diario.

Tenga en cuenta: un valor igual o mayor al 10% indica que el alimento es buena fuente del nutriente del que se haga referencia y un valor igual o mayor al 20% indica que el alimento es excelente fuente del nutriente.

Pon en práctica lo que aprendiste y así te darás cuenta de todas las vitaminas y minerales que contiene Bénet.

Bénet es una excelente fuente de:
● Las vitaminas: A, C, D, E, K, B1, B2, B3, B5, B6, B12, ácido fólico y colina
● Los minerales: calcio, zinc, selenio, manganeso, cromo y molibdeno.

Bénet es una buena fuente de:
● Los minerales: hierro, fósforo, yodo, magnesio, cobre y cloruro.

 

Isabel Cristina Pulgarín Z.
Especialista en Nutrición de Grupo Nutresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *