Las entre comidas o refrigerios pueden jugar parte importante en una dieta balanceada. Como parte de una alimentación fraccionada se sugiere incluir además de las tres comidas principales, dos refrigerios al día, buscando que el aporte calórico de cada uno no supere el 10% de la energía total del día y que ayude a cubrir las necesidades de proteínas, vitaminas, minerales y fibra.

Las entre comidas ayudan a mantener activo el metabolismo, mantener los niveles de glucosa en la sangre estables, disminuir la ansiedad y llegar a la siguiente comida con menos hambre. Además muchas personas encuentran difícil comer todas las porciones recomendadas de los grupos de alimentos en las comidas principales y por lo tanto estos momentos de consumo son ideales para consumir aquellos alimentos que no fueron incluidos.

A continuación te mencionamos algunos aspectos que deberías tener en cuenta para lograr una buena entre comida:

● Planifique sus refrigerios de acuerdo a sus actividades del día. Recuerde que si planea realizar ejercicio, sus necesidades de energía y nutrientes podrían ser mayores.
● Combine y varíe las opciones de refrigerio, incluya diferentes sabores y texturas.
● Incluya y haga combinaciones con los siguientes alimentos:

– Frutas y verduras: tienen bajo aporte calórico, aportan un alto contenido de fibra y son fuente de vitaminas y minerales. Procure incluir todos los días opciones de diferentes colores.

– Harinas y cereales integrales: aportan carbohidratos que ayudan a mantener los niveles de glucosa en la sangre estables, aportan fibra y vitaminas del complejo B.

– Leche y productos lácteos bajos en grasa: aportan minerales como el calcio y proteínas de alto valor nutricional.

– Carnes y productos cárnicos: aportan proteínas de alto valor nutricional y minerales como el hierro y el zinc. Recuerde incluir opciones con bajo contenido de grasa y sodio.

– Nueces y semillas: aportan grasas buenas, vitaminas como la E y minerales como el zinc.

 

● Procure que sean livianos y fáciles de transportar.

Y a la hora de comer su entre comida:

● Mastique bien y coma despacio para que su cerebro reciba la señal cuando el estómago esté lleno.
● Ponga atención al tamaño de las porciones, intente usar platos y vasos pequeños y consumir la cantidad que indica en la información nutricional del alimento.
● Evalúa tus necesidades nutricionales. Recuerda que Bénet es una alternativa para complementar tu alimentación en cualquier momento del día porque te aporta 26 vitaminas y minerales (incluidas las vitaminas del complejo B), proteína y fibra.

 

Isabel Cristina Pulgarín Z.
Especialista en Nutrición de Grupo Nutresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *